Top Baccarat » Variantes » mini Bacará

El mini Bacará

El Mini Bacará clásico intimida a muchos jugadores, sobre todo a los principiantes. Se considera erróneamente como un juego complejo, demasiado serio y en el que es necesario apostar grandes sumas de dinero. Para volverlo accesible a un mayor número de personas, los casinos crearon durante los años 80s un juego que propone las mismas reglas pero que posee algunas diferencias, el Mini Bacará

La mesa

La primera cosa que es diferente entre los dos juegos es la mesa. Es más pequeña en el Mini Bacará. Esta posee más o menos las mismas dimensiones que la que es utilizada en el Blackjack. Como en ese juego, un dealer distribuye las cartas.

Las apuestas

Las apuestas en el Mini Bacará son mucho más débiles que en el Bacará clásico. Generalmente, los límites van de 2 a 5 €, para las apuestas mínimas, a 500 € para las máximas.

La atmósfera

Con una mesa más pequeña y apuestas más débiles, el juego es mucho más rápido. Además, es también muy relajado. Resulta perfecto, por lo tanto, para iniciarlo al Bacará tradicional.

Las reglas del juego

En el Mini Bacará, como en el Bacará clásico, usted debe apostar ya sea por la mano del banquero como por la del jugador, que será la más cercana a 9. Usted puede también apostar por la igualdad de los dos juegos. Los Ases valen 1, los 10 y las caras (Rey, Reina, Jota) 0, y las otras cartas conservan el su valor de rango. Si el total de cartas de una mano es igual o superior a 10, la decena es ignorada. Así, una mano de 5 y 9 no vale 14 (5+9) sino 4 ya que la cifra de la izquierda no cuenta.